sábado, 16 de mayo de 2009

Reseña en Milenio.com

jueves 30 de abril de 2009

DF: desastres anunciados / I
CRIBA
Jesús Anaya Rosique

Una de las mayores aglomeraciones urbanas del planeta, el DF y su zona metropolitana (ZMCM), se enfrenta a varios “desastres que se avecinan”. Los riesgos graves y qué podemos hacer para disminuir la vulnerabilidad de la Ciudad de México son la materia de este libro, una advertencia brutal para “sacudir nuestras inercias y actuar antes de que sea demasiado tarde”.

El libro ha sido elaborado por dos periodistas que entrevistaron a expertos científicos clave y se documentaron en libros, revistas, diarios y materiales consultados por Internet. Buscaron explicaciones a los grandes desafíos que pueden desembocar en magnos desastres y reiteran la urgencia de “prevenir de verdad”. Nada que ver con el “catastrofismo”: ofrecen “un gran mural de los mayores peligros en que vivimos en esta ciudad… para alertar y crear conciencia en la sociedad … modificar a tiempo las tendencias de riesgo y procurar información sólida”. Un ejercicio que apela al derecho ciudadano de estar bien informados: “nos asomamos a distintos escenarios en cada uno de los riesgos abordados… sus causas y situación actual, así como las acciones para contrarrestarlos… Dos preguntas claves: ¿qué hacer no sólo para sobrevivir sino para mejorar nuestras condiciones de vida y lograr una urbe más habitable, segura y sustentable para nosotros y las futuras generaciones?; y ¿estamos haciendo lo correcto para reducir nuestras vulnerabilidades? El tiempo se agota…”

¿La historia de una ciudad sin futuro? “Todo indica que nos enfilamos a repetir la dolorosa experiencia de 1985, las inundaciones catastróficas que padecimos, a sufrir una creciente escasez de agua potable y el hundimiento de zonas completas de la ciudad, invadidos de aire contaminado que mina nuestra salud, afectados por las consecuencias del cambio climático y otras calamidades… La vulnerabilidad se relaciona directamente con la concentración demográfica desbordada, procesos de industrialización incontrolados, incremento de vehículos automotores, aumento de población con elevados niveles de pobreza”.

Se recuerda que “las relaciones Estado-sociedad después del desastre de 1985 fueron la expresión sociopolítica de un régimen no democrático, que incumplió con los compromisos suscritos por el gobierno en los foros mundiales”. En todas las tragedias sucedidas, “ninguno de los responsables ha pagado el daño causado. La complicidad empresarios-funcionarios-políticos es más poderosa que cualquier anuncio oficial de que se hará justicia y se sancionará a los culpables… La gestión pública en México no considera la responsabilidad por omisión”. Subsiste además “una visión reduccionista… los principales problemas se derivan de omisiones, negligencias, incompetencias, intereses”. La polémica central entre autoridades y especialistas radica precisamente en las distintas percepciones sobre la vulnerabilidad y sus causas profundas, así como sobre la prevención de los desastres… ésta debe ser “una acción organizada desde la sociedad civil para reducir la vulnerabilidad, garantizar la integridad física y la seguridad de los ciudadanos y sus pertenencias… una tarea que le corresponde a la parte civil, no al ejército”.

Continuará

Nota en Milenio On line

DF: desastres anunciados / y II
CRIBA
Jesús Anaya Rosique

2009-05-07•Política

La semana pasada iniciamos la reseña de este libro acerca de “los mayores peligros que vivimos en el DF y su área metropolitana (ZMCM)”, a punto de convertirse en Mexcuepuetopa, la temida megaurbe. La emergencia sanitaria en curso confirma que no es fácil distinguir entre información confiable y “rumorología”: la fundada desconfianza social hace que sea muy controvertido “comunicar los riesgos”, por eso es vital construir “una conciencia ciudadana de prevención y fortalecer la capacidad para disminuir la vulnerabilidad de la ciudad, la cual hace tiempo perdió su sustentabilidad y arrastra una grave dependencia del resto del país (ahora urbano en su mayor parte, con ciudades densamente pobladas).

1. Está latente la amenaza de un nuevo desastre hidráulico, aunque los especialistas están más preocupados por el uso irracional del agua que por la escasez posible; detrás está el fantasma de Tabasco 2007: “el gran ombligo” puede ser una ciudad que naufraga…

2. “Un grave problema de salud pública es la contaminación crónica a la que malamente nos hemos acostumbrado (mientras aumenta la mortalidad en los grupos más susceptibles). La exposición prolongada a largo plazo al coctel tóxico que respiramos tiene mucho más impacto que la exposición aguda”. Y está la enorme cantidad de horas perdidas en los desplazamientos urbanos (4 millones de automotores); hay que “impulsar el transporte público eléctrico, regular con rigor el de carga e incrementar el escolar para disminuir el uso de vehículos particulares y la magnitud de sus emisiones contaminantes”. La ZMCM “requiere de una segunda generación de medidas que protejan a la población de la exposición a partículas finas y biológicas (caca), ozono y sustancias tóxicas, que sucede continuamente y no sólo durante las contingencias atmosféricas”. ¿Por qué la omisión del papel de la industria?

3. Entre lo posible y lo probable: la erupción del Popo y el surgimiento de un nuevo volcán en la sierra de Chichinautzin (al sur de la ciudad)… “el peor escenario posible sería una nube de ceniza que forme una capa de 10 cm, obstruya el drenaje si se mezcla con la lluvia y provoque serios daños colaterales: 200 mil refugiados, parálisis de la comunicación aérea e inalámbrica … sismos …”

4. “¿Está la Ciudad de México preparada para enfrentar un sismo tan intenso como el de 1985? Existe una altísima probabilidad de que se repita algo parecido, o de mayor magnitud… Las lecciones del 85 parecen olvidarse… Hay que actualizar permanentemente el mapa urbano de áreas riesgosas… que ya levantaron las compañías de seguros… Faltan recursos para hacer una ineludible tomografía sísmica… Para su aplicación, las nuevas normas de construcción dependen del arbitrio de peritos certificados, inspectores, directores de obra y responsables materiales de la calidad de la ejecución... Cada ciudadano está obligado a identificar el estado y mantenimiento de la estructura de su vivienda, el tipo y edad de la construcción…”

5. “Futuro incierto ante el cambio climático global, prueba decisiva de supervivencia para la ciudad… Se ha rebasado la capacidad de recuperación del medio ambiente… vendrán oleadas de calor canicular y lluvias torrenciales aunque en menos ocasiones… Urge examinar la estrategia energética…” Y los autores de esta obra nos preguntan todo el tiempo: “¿Estaremos a tiempo de prepararnos antes de que el destino trágico nos alcance?”

En www.codigoradio.df.gob.mx, los viernes a las 19:00 horas, puede escuchar las Cribas.
_______________________________________________
*Guillermo Bermúdez/Martha Elena García, México, DF: el desastre que viene, Debate, México, 2009, $212, 240 pp. ISBN 978-607429-301-2

Entrevista en La Hora W



Entrevista realizada por Fernando Rivera Calderón el 12 de mayo, 2009.